MERCADOS ASIÁTICOS. RECOMENDACIONES PARA VISITARLOS

Recomendaciones para visitar y no agobiarse en mercados asiáticos

Pasear sin rumbo por los mercados asiáticos, independientemente de que tengas la intención de comprar o no, es una fantástica manera de conocer el destino a través de sus sonidos y bullicios, olores y sabores, cantares y decires. Un recorrido por sus puestos callejeros, por las historias de sus personajes, por sus platos exóticos que nos dicen mucho de la cultura y esencia de cada lugar.

No hay nada mejor para vivir la experiencia completa de nuestros destinos (sudeste asiático) que tomarnos un día para visitar estos comercios donde conseguiremos todo tipo de piezas y exóticos manjares. Todos estos ingredientes han convertido los mercados asiáticos en atracciones turísticas de primer orden.

14238_649x4471Por eso, con las constantes incitaciones de los vendedores que nos invitan al juego del regateo, sumado al ajetreo de locales y turistas, estos sitios suelen resultar también muy agotadores y agobiantes.
Por esta razón, desde GrandVoyage creemos interesante conocer cómo se comercia, qué costumbres tienen antes de comprar nada, cómo funciona el arte del regateo en los mercados de nuestros circuitos por Tailandia, Vietnam o por el itinerario de “encantos de Pekín 7 días” … Así que visita un mercado asiático sin agobiarte en el intento con las siguientes recomendaciones:

    • Comienza tu visita a primera hora de la mañana, antes de que lleguen los buses turísticos.
    • El desconocimiento de la ciudad y el idioma pueden resultar dos grandes barreras cuando visitas estos destinos. Por el primero es solo cuestión de tiempo pero por el segundo, saber algunas palabras básicas te podrían ayudar a comunicarte y a salir del paso.
    • Evita preguntar por el precio si no estás interesado en comprar ningún producto. Puedes dejarte seducir por los tenderos,que te muestren los productos, pero no preguntes los precios ya que se entiende que si lo pides es porque vas a comprar.

441

    • A la hora de regatear:
      • Baja al máximo el precio de salida
      • Utiliza una calculadora cada 2×3 a menudo para crear tensión
      • Evita enseñar un fajo demasiado grande de billetes.
      • Paga siempre con moneda local, te evitará el redondeo en dólares que siempre se hará al alza.

no-118e-the-ben-thanh-market_21411

  • Ten paciencia. NO enfadarse ni gritar es la clave. Por ejemplo: en la cultura tailandesa la sonrisa es una constante y no se entiende el enfado, y si además, en medio de una negociación nos ponemos a gritar no lo entenderán.
  • Ten cuidado con los carteristas, ten en todo momento controlados tus pertenencias
  • Respecto a la comida en los mercados: ¿es seguro y limpio comer en puestos callejeros? En Tailandia el rey y el mendigo solo son iguales por lo que comen. Comer en estos sitios tiene el aliciente de poder convivir, degustar la comida y la gente local.

En conclusión: regatear cansa, y en algunas culturas (tal es el caso de China, Vietnam o Tailandia) es casi un deporte. Pero aún así, no te obsesiones. Como dice nuestro amigo, el Diario de un Mentiroso:

“regatear es el arte de cómo llegar a un precio justo. Si un artículo vale 2€ y tú consideras que es lo que vale…no creo que te merezca la pena liar la marimorena por unos céntimos.”.

En general, visitar un mercado es como un recorrido, una fantástica manera de conocer el destino a través de sus sonidos y bullicios, olores y sabores, cantares y decires.

Y tú ¿Cuál de los mercados del sudeste asiático te gustaría visitar? ¿Has ido ya en alguno? ¿Qué le recomendarías a alguien que viaja por primera vez?