DATOS Y CURIOSIDADES DE ESTAMBUL

Estambul es una ciudad que cautiva a todo viajero que la visita. El olor de las especias, las calles repletas de gente bebiendo té, las coloridas tiendas y el ajetreo del día a día sumergen a los visitantes en los aspectos tradicionales de la cultura. A continuación comentamos 12 datos y curiosidades de Estambul, una de las ciudades más bellas de Turquía en donde los pescadores y los gatos son protagonistas.

 

1. Se ubica entre Europa y Asia

Estambul - Bósforo

¿Sabías que Estambul es la única ciudad del mundo que está ubicada en dos continentes distintos? ¡De verdad! La urbe se extiende tanto en Europa como en Asia y la división está hecha por el famoso río Bósforo, que conecta el Mar de Mármara con el Mar Negro.

Cabe destacar que el núcleo histórico de Estambul está localizado del lado europeo. Además, la conexión entre las dos partes de la ciudad demora bastante, por lo que los locales no suelen cruzar de un continente a otro. Un detalle a tener en cuenta es que los taxis suelen cobrar un suplemento para realizar un viaje que cruce de Europa a Asia y viceversa.

 

2. Diferentes nombres para la misma ciudad

A lo largo de la historia, la ciudad turca fue adoptando distintos nombres:

  • Bizancio: fue su primera denominación, dada por los colonos griegos de Megara en el año 667 a.C. Este nombre es derivado del rey Byzas.
  • Constantinopla: Este cambio se produjo al declararse la capital del Imperio romano, en el año 330. Significa “Ciudad de Constantino” y hace referencia a Constantino el Grande, emperador romano de ese momento.
  • Estambul: se denominó así oficialmente a partir del año 1930, cuando ya estaba declarada la República de Turquía. Hay dos teorías con respecto a este nombre: una dice que deriva del nombre de ascendencia turco que tenía el líder Atatürk, Istambolin, y la otra que deriva de una expresión griega del medioevo, “Is Ten Poli”, que significa “a la ciudad”.

Una de las curiosidades con respecto al cambio de nombre de Constantinopla a Estambul: el líder Atatürk determinó que todo el correo postal que tuviera la dirección “Constantinopla” no sería entregado. De esa manera hizo que los habitantes se acostumbraran más rápido al cambio. Una medida un poco estricta, pero ingeniosa, ¿verdad?

 

3. No es la capital de Turquía

Estambul metro y mezquita

Estambul sigue siendo la sede histórica, cultural y económica de Turquía. Pero no, no es la capital del país, ese título lo tiene Ankara. ¿Por qué? Se piensa que es porque esta última se encuentra más protegida, ya que Estambul está expuesta al estar rodeada por mares.

El cambio de la designación de la capital turca fue hecho en el año 1923, impuesta por Mustafa Kemal Atatürk, líder de la República de Turquía en ese entonces.

Otra de las curiosidades de Estambul es que la antigua Constantinopla había sido la capital de cuatro de los imperios más importantes: el bizantino, el romano de Oriente, el latino y el otomano. Además, actualmente sigue siendo la urbe más grande de Turquía y la más poblada, ya que cuenta con unos 15 millones de habitantes.

 

4. Mezquitas por doquier

Estambul - Mezquita azul

En esta importante ciudad turca encontrarás la friolera de 3113 mezquitas (si es que no han construido la 3114 aún). De hecho, es la metrópolis con más lugares de culto islámicos de todo el país.

Varias de ellas llaman la atención, pero la más grande y espectacular es la Mezquita Azul. Se trata de la única mezquita de toda la ciudad que tiene seis minaretes, que es el número máximo permitido en las construcciones.

 

5. La metamorfosis de Santa Sofía

La historia de la famosa Basílica de Santa Sofía cuenta con distintos cambios importantes. Fue construida en el año 537 como una catedral ortodoxa o iglesia. Años más tarde, en 1453 y bajo el Imperio otomano, fue convertida en mezquita. Para ello le agregaron 4 minaretes a la construcción y una escuela teológica.

Estambul - Basílica de la Santa Sofía interior

En 1935, bajo el mandato de Atatürk y cuando Estambul ya formaba parte de la República de Turquía, Santa Sofía fue transformada en un museo. Finalmente, en 2020 se decidió que volviera a ser utilizada como mezquita.

Una curiosidad de la Basílica de Santa Sofía es que fue la iglesia más grande del planeta durante nueve siglos. Esto fue desde su construcción hasta el año 1520, cuando se erigió la Catedral de Sevilla, que la supera en magnitud.

Otro dato interesante es que hay runas talladas en el siglo IX que aún se pueden ver en la actualidad. Se trata de la obra de dos vikingos que, durante la época de Bizancio (en el siglo IX), inscribieron sus nombres con su escritura, el alfabeto rúnico.

 

6. ¡En Estambul nieva en invierno!

Curiosidades de Estambul - nieve

Si has visitado Estambul durante el verano habrás vivido su intenso calor, por lo que te parecerá imposible pensar que esto es verdad. Además, se esperaría que tuviera un clima templado al estar cerca del mar. Pero es verdad, una de las curiosidades más sorprendentes de Estambul es que puede nevar en invierno.

¿Estabas al tanto de este dato? De hecho, la temperatura en algunas zonas de la ciudad llegan a bajar hasta los -10 ó -7 grados centígrados.

 

7. Gatos omnipresentes en la ciudad

Recorriendo las calles de Estambul encontrarás una de las curiosidades más bonitas de esta ciudad: Los gatos y perros callejeros son tratados como ciudadanos. Verás que todos tienen sus techos, comederos y bebederos. Además, los estambulenses suelen darles cariño cuando los cruzan por la calle y, cuando es necesario, también los llevan al veterinario.

Curiosidades de Estambul - Gatos callejeros

En lo que respecta a los gatos, los verás por todas partes de la ciudad. Callejuelas, plazas, mezquitas, cementerios… ¡En cualquier lado! Suelen estar tranquilos, limpios y bien alimentados, por lo que no hay nada de qué preocuparse.

Eso sí, verás que en casi todos los casos son callejeros y no entran a las casas. Se dice que durante la Plaga Negra en la Edad Media, aunque los felinos morían de la enfermedad, también cazaban las ratas que la transmitían. Esto generaba un poco de control en la propagación de la plaga: las áreas con menores decesos eran las que tenían más gatos callejeros que cazaban ratas y que no entraban en las casas. Desde esa época quedó la costumbre de que los gatos se encontraran en todas partes de la ciudad y que la gente los cuidara.

Seguramente te hace acordar al trato que reciben las vacas en la India, que son sagradas.

 

8. Café vs té

Estambul - Café turco Té turco

Es sabido extensamente que en Turquía la tradición del té es muy fuerte. Hay de todos los sabores y se toman a toda hora, sin importar la época del año. ¿Nieva en invierno? Vendrá bien un descanso con un té caliente. ¿40 grados durante el verano? ¡Si te animas, haz como los turcos y también bebe un té!

Cabe destacar que durante mucho tiempo la bebida típica fue el café turco. Su elaboración era particular, ya que no se filtraba. Sin embargo, el té fue adquiriendo terreno. Es que las plantas de té se podían cultivar cerca, en la zona del Mar Negro, pero las plantas de café no, por lo que su precio era superior.

Un dato curioso sobre el café: Desde que se introdujo en el país, bajo el Imperio otomano, se prohibió su consumo. Esto se debió a que el sultán de ese momento tenía una interpretación del Corán en la que el café es, en realidad, una droga estimulante y tenía que ser castigada. Por ello mismo impuso la pena de muerte para quienes bebieran café. De hecho, se dice que él mismo se vestía como un ciudadano y recorría las calles de Constantinopla buscando a aquellos quienes estuvieran quebrando la nueva ley. Felizmente, esta prohibición finalizó en el siglo XVII.

 

9. El tercer metro más antiguo del mundo

Metro

Al ser una ciudad con tanta cantidad de habitantes y tan extensa, tiene sentido que la red de metro se haya desarrollado desde un principio. Fue inaugurado en el año 1875, solamente detrás del de Londres (1863) y del de Nueva York (1868).

En la actualidad cuenta con una longitud total de unos 115,3 kilómetros aproximadamente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es una red que sigue en desarrollo, ya que las distancias en Estambul son largas y conectan dos continentes.

 

10. Aficionados a la pesca

El Puente de Gálata es uno de los puentes más concurridos que cruzan el Cuerno de Oro. Con poco menos de medio kilómetro, el viaducto permite que vehículos y personas crucen el estuario sobre él. Pero ninguna de estas es la característica más llamativa del puente.

Pescadores en el Gálata

Si te acercas a cruzarlo encontrarás una fila de cañas de pescar interminable, sin importar la hora del día. Es que los estambulenses cuentan con una tradición pesquera que se remonta a milenios atrás y es una de sus aficiones más arraigadas.

Elige el día que quieras, con sol, lluvia, calor o frío, sobre el Puente de Gálata encontrarás pescadores que se acercan a invertir su tiempo en esta actividad. Verás hombres de negocios, estudiantes, trabajadores, familias, grupos de amigos, adultos, niños… ¡Lo que te imagines! Eso sí, solía ser una costumbre predominantemente para hombres, pero con el paso de los años las mujeres van adoptando más esta tradición.

El ambiente es de tranquilidad y disfrute. Buenas conversaciones, aire libre, comida, bebida y paisaje urbano impresionante hacen que los estambulenses acudan al Puente de Gálata todos los días a pescar. Tanto que ellos mismos ya forman parte del atractivo.

 

11. Locales cariñosos y hospitalarios

Estambul - locales

La gente en Estambul suele hacer todo lo que está a su alcance para brindar el máximo confort y dar la bienvenida de una forma afectuosa a sus huéspedes. De hecho, son muy hospitalarios con los extranjeros, ofreciendo una taza de té siempre que sea posible.

Entre ellos también suelen mostrar cercanía y ser cariñosos. La costumbre es saludarse con uno o dos besos, aunque siempre se da primero en la mejilla izquierda.

 

12. El origen del tulipán

Tulipanes en Turquía

La última de las curiosidades de Estambul es una de los más sorprendentes: ¿Sabías que los tulipanes son originarios de esta ciudad turca? De hecho, fueron los otomanos quienes enviaron el primer ejemplar a Viena y luego a Holanda.

 

¿Conocías alguna de estas curiosidades de Estambul? Es una ciudad magnífica con una historia muy interesante, ¡puedes visitarla con nuestros viajes a Turquía!