Recomendaciones para viajar con niños

Se suele decir que todo viaje es también un viaje interior y viajar con niños no es la excepción. Ver el mundo desde la perspectiva de vuestros hijos no tiene precio: ver cómo entrenan su curiosidad, cómo aprenden a ser más tolerante con las diferencias entre culturas, cómo disfrutan de la aventura, etc.

Viajar en familia está siendo una opción cada vez más frecuente, así como el número de familias que se plantean viajes de larga distancia con niños, aunque suelan surgir al respecto algunas dudas si eligen un país lejano y exótico.

“¿Será un buen destino para viajar con niños?; ¿Es posible y fácil?; ¿Es lo suficientemente interesante; apacible y cordial para los turistas?; ¿Y si se ponen enfermos?; etc.”.

Desde GrandVoyage pensamos que cada familia es un mundo, y cada viaje con niños también, ya que se deben organizar las rutas y los servicios de acuerdo a los intereses de cada miembro de la casa. Así que aquí os dejamos unas recomendaciones para que vuestro viaje en familia sea un éxito:

 

q

  • Antes del Viaje

– Infórmate de las vacunas: aunque la mayoría de destinos no exigen grandes acciones en este sentido, es bueno tener en cuenta cuáles son las vacunas para viajar al destino.

– Contrata un seguro de viaje con una amplia cobertura, que posea una red pública y privada de pediatría muy buena.

–  Lleva toda la documentación en regla: los menores de edad precisarán además del DNI o pasaporte, de una carta notarial de autorización del padre, madre o tutor legal efectuada mediante comparecencia personal en una comisaría, juzgado o ayuntamiento. Este documento puede ser requerido en caso de que los niños viajen con los abuelos, tíos o amigos de la familia.

Lleva ropa cómoda: Prepara tu maleta con lo justo y necesario, e intentad ir ligeros de equipaje,  siempre tendréis la opción de comprar en vuestro destino todo lo que necesites.

Planifica y sé realista con el itinerario: Haz trayectos cortos y muchas paradas, baja el ritmo. Sed flexibles; si llegáis a no cumplir con el itinerario previsto, no os frustréis. Las paradas y distracciones serán frecuentes en el camino.

– Consúltales sus actividades preferidas y hazle partícipes de algunas elecciones. Así sentirán el viaje como propio, cultivarán su ilusión y tendrán una actitud más positiva.

  • Durante el Viaje

Aprovecha el día en sus horas de menos calor: Empieza temprano las visitas; disfruta de la piscina del hotel al mediodía o cuando el tráfico hace que moverse por la ciudad sea complicado.

Viaja mientras duermen: Aprovecha las horas de sueño de los niños para desplazarte. Ir dormidos durante parte del viaje les ayudará a que se les haga más corto. En los destinos elegidos, aprovechad los transportes públicos tipo tuk-tuk, canoas y demás métodos de transportes propios del destino, una manera rápida y divertida de recorrer tramos cortos en la ciudad que siempre tiene éxito entre mayores y pequeños.

A la hora de comer, opta por platos sencillos: La comida puede ser un problema porque es cierto que no estarán acostumbrados a las propuestas de otros países. Así, lo mejor es escoger alimentos sencillos, que no sean picantes ni tengan sabores muy fuertes. Opta por la sencillez y si quieren probar algo exótico, que sean ellos quienes te lo pidan.

Educa viajando: Viajar es aprender, aprovechad el momento para que entren en contacto con la población local, afiancen sus conocimientos y sacien su curiosidad. Viajar es una oportunidad ideal de huir de la rutina y de ensanchar la mente descubriendo diferentes costumbres y maneras de vivir.

Identifícales. Pueden llevar pulseras o algún elemento identificativo que porten ellos mismos, por si en algún momento se pierden, que siempre puedan identificarlos y podáis volver a comunicaros de manera sencilla.

Y tú, ¿has viajado con niños? ¿Qué otros consejos crees necesarios? ¡No dudes en dejarnos tus comentarios!