Las 7 maravillas que no te puedes perder si viajas a Costa Rica

Costa Rica fue nombrado en 2016 por la New Economics Foundation como el país con el índice de felicidad más alto del mundo, así como el de mejor eco-sostenibilidad. Este paraíso tropical de centroamérica es uno de los destinos imprescindibles si te decides por visitar el continente americano.

La gran capital del turismo de aventuras cuenta también con algunos de los espacios protegidos más bellos del planeta y una biodiversidad de película. Todo ello, unido al carácter cordial y el espíritu afectuoso de sus gentes, hacen de la visita a Costa Rica un auténtico placer. No en vano su lema es Pura Vida, que además de saludo y recurrente dicho popular, esconde un mensaje subliminal: Relájate y disfruta. Pero, ¿cuáles son sus principales maravillas?

San José

Es la capital del país y, normalmente, el lugar donde comenzarás y acabarás tu itinerario Costa Rica. Es allí donde empezarás a ver y vivir el gran lema del país: Pura Vida. Una ciudad sin un excesivo patrimonio histórico, pero con una población encantadora y numerosas curiosidades en su haber. Visita el Teatro Nacional, el inolvidable y pintoresco Mercado Central, el edificio de Correos, el Cuartel Buenavista, el barrio de Escalante o sus grandes parques, donde podrás disfrutar de la vida local. Imprescindible probar el café costarricense, un Gallo Pinto o uno de sus célebres “mamones chinos”, fruto autóctono.

Parque natural de Manuel Antonio

Escogida por la revista Forbes como uno de los parques naturales más hermosos del planeta, su exuberante naturaleza a lo largo de cientos de hectáreas de terreno hacen las delicias de cualquier viajero. Ubicada en Puntaneras, en la Costa Pacífica, encontrarás aguas verde esmeralda, playas de arena fina, selvas frondosas y hermosas arrecifes de coral. En su conjunto, Manuel Antonio tiene todo lo que buscan los amantes de la naturaleza. Podrás disfrutar de su biodiversidad, tanto para su fauna como su flora, siendo los monos capuchinos y los osos perezosos las dos especies que más sorprenden a los visitantes. Evadirse en una de sus playas o pequeñas islas es una experiencia privilegiada. Alrededor del parque, podrás encontrar souvenirs y restaurantes con comida típica que merece la pena probar.

 

Parque nacional de Tortuguero

Al otro extremo del país, en la costa caribeña, se encuentra otra maravilla natural, una zona silvestre protegida de aspecto imponente y paradisíaco. De clima tropical en el sentido estricto, el Parque nacional de Tortuguero se erige como el santuario de las tortugas marinas y un espacio de peregrinaje para investigadores, estudiantes y educadores ambientales, debido a la diversidad de flora y fauna existente. Un laboratorio viviente donde podrás ver especies únicas, tanto aves como peces o en el interior de la selva. Sus canales y lagos son perfectos para transitarse con barcas y canoas mientras admiras tan embriagador paisaje.

 

El Volcán Arenal 

En el distrito de La Fortuna, en la provincia de Alajuela y a 1670 metros sobre el nivel del mar, se encuentra uno de los mayores atractivos del país, un estratovolcán de forma cónica que se asemeja a la imagen que a todos nos viene a la mente cuando pensamos en un volcán, es el Volcán Arenal. Antiguamente se le conoció como Los Ahogados, Costa Rica o Pelón, desde 1922 recibe el nombre de Arenal debido a la apariencia de sus lavas cuando se disgregan, similar a un montículo de arena. De 7000 años de antigüedad, el volcán se halla en el Parque Nacional de Arenal, que cuenta entre sus instalaciones con un Observatorio, lugar perfecto desde donde divisar este volcán que lleva en reposo desde 2010 -aunque es objeto de un seguimiento pormenorizado por parte de expertos geólogos- después de una ruta sensacional por senderos naturales.

 

Rincón de la Vieja   

Otro de los parques nacionales imprescindibles en el país, entre las provincias de Guanacaste y Alajuela, es el Parque Nacional Rincón de la Vieja, cuyo macizo cuenta con nueve focos volcánicos. Sus lagunas fumarólicas, pailas de barro, pozas y emanaciones de vapor dentro de un bosque tropical constituyen un espectáculo natural digno de ver. A tan solo 25 kilómetros de Liberia, se cuenta que los navegantes lo tomaban como un faro natural siglos atrás. Sus rutas a pie son relativamente sencillas de realizar y en el Parque Nacional puedes hacer actividades como Canopi, Rafting o Tubing.

Su nombre alberga una curiosa leyenda detrás: La princesa Curabanda se enamoró del jefe de una tribu enemiga, Mixcoac. Cuando su padre se percató de su relación, capturó a Mixcoac y lo lanzó dentro del cráter del volcán. Curabanda se fue a vivir a un lado del volcán, donde tuvo un hijo. En su afán porque el hijo estuviera con su padre, lo lanzó también dentro del volcán. Durante el resto de su vida, Curubanda vivió cerca del volcán, convirtiéndose una poderosa curandera. La población local se refería a ella como La vieja, nombre que recibe ahora el volcán y el parque nacional. 

 

Parque Natural de Monteverde

Imagina un parque donde puedes ver en un solo espacio hasta el 2,5% de la riqueza natural del mundo y más de la mitad de las especies vegetales y animales que se encuentran en Costa Rica. Su reserva biológica hace que solo por eso merezca la pena visitar el país. El bosque nuboso por excelencia del país te cautiva con su floresta misteriosa y su densa bruma proveniente de la humedad del paisaje. Desde el llamativo queztal -el ave punk- hasta el pájaro campana, pasando por tucanes, monos, jaguares, pumas o monos de ojos rojos, prepárate para adentrarte en uno de los espacios naturales más impresionantes del mundo.

 

Cantón de Talamanca

Considerado uno de los atractivos más peculiares de ver en Costa Rica, este cantón, segundo en superficie del país y con la cordillera de montaña más extensa, alberga en gran medida la cultura afrocaribeña del país. Tiene una amplísima biodiversidad ya que su clima va desde el trópico húmedo de la costa, pasando por el bosque lluvioso o los páramos de origen glaciar en la cordillera. Pasear por sus pueblos y reservas es toda una experiencia, dada la mezcolanza de la población local: etnias propias de la Región de Talamanca, afrodescendientes y población de origen chino. Algunos historiadores le llamaban La Rebelde Talamanca, por la enorme resistencia que su población local mostró ante los conquistadores.

 

 

Consulta en nuestra web los itinerarios que hemos seleccionado para viajar a Costa Rica.