LA ESPECTACULAR ISLA MAURICIO

Mark Twain dijo: «Primero se hizo Mauricio, y después el cielo; y el cielo se copió de Mauricio». El contraste de colores, culturas y gustos hace que la isla sea tan encantadora que la escena está preparada para unas vacaciones inolvidables.

Mauricio es una isla africana que se encuentra rodeada del inmenso Océano Índico a la altura de Madagascar con playas tropicales de agua cristalina en las que encontrarás peces de colores y corales cerca de la orilla.

Mauricio lleva el nombre del príncipe holandés Maurice Van Nassau. En 1598 una escuadra neerlandesa al mando del almirante Wybrand Van Warwyck desembarco en Grand Port y nombró la isla Mauricio, en honor del príncipe Mauricio de Nassau, gobernante de los Países Bajos y parte de Francia. Más tarde, la isla se convirtió en una colonia francesa y pasó a llamarse Île de France. El 3 de diciembre de 1810 los franceses tuvieron que cederla, tras la derrota de Napoleón. Bajo el dominio británico el nombre de la isla volvió a Mauricio.

En isla Mauricio, tendrás la oportunidad de experimentar un lujo sin igual: un nivel de refinamiento superior al que se ofrece en otros destinos de vacaciones tropicales. Aquí, descubrirás el verdadero significado de «belleza».

Mauricio no sólo ofrece playas paradisíacas, también se puede realizar actividades acuáticas de lo más variadas como windsurf, kitesurf, esquí acuático, stand up Paddle, kayak, buceo, snorkel, paseo en barco con fondo de cristal, navegación a vela o pesca de altura.

Además, no podéis iros de esta isla sin visitar el Jardín Botánico de Pamplemousses, el Parque Nacional de Black River Gorges, ver la cascada de Camarely, la Tierra de los Siete Colores, las 7 cascadas, el templo hindú Grand Bassin y su lago.

Si visitas su capital, Port Luís donde acercarse a descubrir su puerto, su mercado o el museo de la historia natural.

La mejor época para visitar Mauricio es de mayo a diciembre, cuando el clima es fresco, seco y soleado, pero la isla tiene un clima tropical clásico con clima cálido durante todo el año.