RECETA DE GALLETAS CON PEPITAS DE CHOCOLATE

¿Quieres viajar a Estados Unidos desde tu casa? ¡Te compartimos la mejor receta de galletas con pepitas de chocolate para que viajes al país americano con tu paladar! Es muy fácil de hacerla y es deliciosa, perfecta para endulzar una tarde.

Las galletas con pepitas de chocolate fueron creadas por Ruth Graves Wakefield en Massachusetts. En 1938 y con ganas de probar algo nuevo, la propietaria del restaurante Toll House Inn le añadió pepitas de chocolate a su receta tradicional de galletas. Así de fácil nació la galleta que deleita el paladar no sólo de norteamericanos, sino de todo el mundo.

receta de galletas con chips

Ingredientes para la receta de galletas con pepitas:

  • 2 1/4 tazas de harina común
  • 2 huevos grandes
  • 1 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio o levadura química
  • 3/4 taza de azúcar blanco
  • 3/4 taza de azúcar moreno
  • 1 cucharada de café de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Opcional: nueces y almendras (las originales no las llevan)
  • Pepitas de chocolate

 

Procedimiento:

  1. Precalentar el horno a 180º.
  2. Batir la mantequilla, los dos tipos de azúcar y la vainilla en un bowl grande. Hazlo hasta que quede cremoso, llevará unos minutos.
  3. Agregar los huevos uno a uno, batiendo bien cada vez que agregas uno.
  4. Mezclar la harina con el bicarbonato de sodio y la sal en un bowl aparte.
  5. Agregar la mezcla de la harina poco a poco a la mezcla que tenemos en el otro bowl, siempre batiendo bien.
  6. Añadir las pepitas de chocolate y mezclar bien.
  7. Separar la masa en bolas del mismo tamaño (como las que se ven en la foto) y colocarlos en una fuente. No hace falta aplastarlos, tomarán la forma con el calor del horno. Deja espacio entre unas y otras.
  8. Hornear las galletas entre 9 y 11 minutos hasta que estén doradas. El tiempo dependerá de cada horno.
  9. Sacarlas del horno y dejarlas enfriar antes de consumirlas, ¡sino es probable que te quemes!
  10. ¡Disfrutar!

Como verás, ¡la receta es súper fácil! Y te aseguramos que es deliciosa también. Si quieres hacer una merienda bien estadounidense, acompáñalas con un vaso de leche fría.