Qué ver en Oporto en dos días

Oporto es una de esas ciudades que maravillan a todo el que la visita. Su ambiente, su gastronomía, su arquitectura típica y sus sitios de interés forman un conjunto único para disfrutar al máximo. En este artículo comentamos lo mejor que ver en Oporto en dos días, para poder disponer bien del tiempo.

Dos días en la segunda ciudad portuguesa más importante son suficientes para, al menos, conocer los imprescindibles. ¡Y qué mejor que terminar los dos días admirando la puesta de sol desde distintos puntos! A continuación detallamos el itinerario para esta ciudad:

Día 1

Praca da Liberdade - qué ver en Oporto en dos días

 

Comenzaremos el día en la parte alta del centro histórico, en la Praça da Liberdade, junto a la Avenida dos Aliados. Allí, en el corazón cultural de la ciudad, podremos ver el edificio del ayuntamiento, que fue finalizado en 1955, y otras construcciones de estilo modernista dignas de admirar.

Nuestra siguiente parada será la Estación de San Bento. Lo más bonito que ver en ésta es su interior, en el que hay murales realizados con unos 20.000 azulejos blancos y azules que muestran algunas escenas de la historia de Portugal. La estación data de principios del siglo XX.

 

Estación de Ferrocarril Oporto

 

Una vez que hayamos admirado el arte de la estación, bajaremos hasta una de las construcciones históricas más importantes de la ciudad: la Catedral de Oporto. También conocida como “La Sé”, fue construida en el siglo XII, característica que la hace uno de los edificios más antiguos de la ciudad. No obstante, fue restaurada en distintas ocasiones, por lo que su estilo románico original se combina con otros posteriores, como el gótico y el barroco. Vale la pena entrar para visitar su claustro, decorado también con azulejos.

 

Catedral Se de Oporto

 

En frente de la Catedral se encuentra una plaza que, si la recorremos, podremos tener vistas magníficas de la ciudad. Además, en la terraza también encontraremos el Pelourinho do Porto, una columna manuelina, símbolo de poder y justicia, en la que se solía colgar a criminales.

A continuación bajaremos por el Barrio do Barredo para llegar hasta el famoso Barrio da Ribeira. Aquí nos perderemos por sus calles, recorriendo todos sus rincones y miradores, como el ascensor Lada Ribeira que brinda vistas maravillosas del río y los alrededores. Desde este barrio parten la mayoría de los cruceros que recorren el río Duero. Recomendamos realizar uno que haga la ruta por los seis puentes de Oporto, ¡es una experiencia única!

 

Qué ver en Oporto en dos días

 

Tras el crucero por el río nos dirigiremos hacia el Puente de Don Luis I. Fue inaugurado en el año 1800 y, aunque parece haber sido diseñado por el mismísimo Gustave Eiffel, resulta que fue un alumno suyo quien lo ideó, Théophile Seyrig. Este puente es uno de los puntos más bonitos de la ciudad para ver el atardecer, por lo que ten en cuenta el tiempo antes de seguir con este itinerario.

 

Atardecer que ver en Oporto en dos días

 

Cruzando el puente llegaremos a Vila Nova da Gaia. Además de recorrer algunos de sus rincones, daremos un paseo por su ribera que nos dará una postal única de la ciudad de Oporto. En Vila Nova da Gaia hay una gran variedad de bodegas que permiten visitas y degustaciones, dato a tener en cuenta si es de tu interés hacer un tour por alguna de ellas.

Cruzando el puente hacia el barrio de la Ribeira nuevamente, y si aún queda tiempo y energía, podremos visitar edificios como la Casa do Infante, la Iglesia San Francisco y el Palacio de la Bolsa. Los tres se encuentran muy cerca y son edificios históricos que vale la pena ver, aunque sea desde el exterior.

 

Día 2 – Qué ver en Oporto en dos días

El segundo día en Oporto comienza en el delicioso Mercado de Bolhão, donde podrás degustar productos típicos y frescos. Este mercado data de principios del siglo XIX y cuenta con dos plantas y un patio interior repletos de puestos de comida típica portuguesa.

Muy cerca del mercado se encuentra nuestra siguiente parada, la Capela das Almas. Esta es una de esas bonitas iglesias portuguesas que están decoradas con el inconfundible estilo de azulejos azules y blancos.

Capela das Almas - Oporto

 

A continuación, comenzaremos nuestro paseo hacia el barrio Batalha por la Rua de Santa Catarina, una bonita calle peatonal repleta de tiendas, cafeterías y restaurantes. Una de las tiendas más famosas que visitar es la A Pérola do Bolhão, un almacén de ultramarinos que presenta una fachada de azulejos muy bonita. En esta calle también tendremos la oportunidad de hacer un descanso en el conocido Café Majestic. Aquí podremos tomar un café y degustar un pastelito de nata típico, mientras disfrutamos del estilo modernista y antiguo del establecimiento.

 

Tienda en Rua da Santa Catarina

 

Una vez en el barrio Batalha haremos una parada en la plaza del mismo nombre. Se encuentra rodeada de importantes edificios, como el Teatro Nacional São João y la Iglesia de San Ildefonso. Esta imponente iglesia es otro ejemplo del estilo portugués barroco que destaca por su diseño con azulejos. ¡Su fachada cuenta con unos 11.000 azulejos de color blanco y azul!

Continuaremos nuestra ruta con lo mejor que ver en Oporto en dos días y nos dirigiremos hacia la Torre dos Clérigos y la Iglesia dos Clérigos. Estas construcciones cuentan con estilo barroco. Subir al mirador de la Torre dos Clérigos brinda una de las vistas más bonitas de la ciudad. Eso sí, ten en cuenta que tendremos que subir unos 200 escalones para llegar a su parte más alta. ¡Pero te aseguramos que vale la pena! La vista desde los 76 metros de altura es impresionante.

 

Torre dos Clérigos

 

Ninguna visita a esta ciudad lusa estaría completa sin entrar a la famosa Livraria Lello e Irmão, librería que cuenta con más de 100 años de antigüedad. Se dice que la autora de Harry Potter, J.K. Rowling, se inspiró en este establecimiento para algunas escenas de sus libros. No estamos seguros de que eso sea verdad, pero te aseguramos que vale la pena entrar y recorrerla, ¡es mágica!

 

Librería Lello e Irmao - Qué ver en Oporto en dos días

 

Muy cerca de la librería se encuentra nuestra siguiente parada, la Iglesia do Carmo. Su fachada con azulejos es una de las más impresionantes que ver en Oporto. Está ubicada en la plaza Gomes Teixeira, sitio perfecto para tomar un descanso.

Para finalizar el día nos dirigiremos a los Jardines del Palacio de Cristal para ver el atardecer y escapar de la ciudad. Los jardines datan de finales del siglo XIX y están repletos de fuentes, rosaledas, lagos ¡y hasta de pavos reales! Cuentan también con una magnífica vista del río Duero, lo que da una postal única del atardecer. La mejor manera de llegar hasta allí es coger un bus en la parada Cordoaria y bajar en Palácio.

 

Jardines del Palacio de Cristal atardecer

 

Aquí finaliza nuestro itinerario que detalla lo mejor que ver en Oporto en dos días, que incluye los sitios de interés imprescindibles. Solamente falta agregar algunas paradas en restaurantes para degustar la gastronomía típica y seguramente tendremos una experiencia inolvidable en la ciudad.

 

Puedes visitar esta ciudad lusa con Les Petits by GrandVoyage, ¡no te la pierdas! También puedes visitar otros sitios de Portugal, como Madeira y Lisboa.