Qué hacer en Lima en un día

/

Balcones virreinales, atardeceres de ensueño y exquisita gastronomía, Lima es una ciudad ágil y en constante movimiento. A pesar del caótico tráfico y de sus días grises, la capital peruana —de más de 10 millones de habitantes— te dejará con muchas ganas de volver.

Antigua capital del virreinato del Perú, Lima fue la ciudad más grande e importante de América del Sur. Fue fundada el 18 de enero de 1535 por el conquistador Francisco Pizarro, quien la bautizó como Ciudad de los Reyes por la cercanía con la festividad de los Reyes Magos, aunque otra explicación sobre el nombre indica que se refería a los monarcas españoles. A continuación te dejamos 4 consejos para disfrutar Lima en poco tiempo.

1. Probar comida peruana

En Perú todo gira alrededor de su cultura gastronómica. No puedes dejar de probar el ceviche, el plato peruano por excelencia. Hecho con pescado fresco, limón (lima en España), ají y un toque de cilantro, el ceviche es un deleite para tu paladar. El restaurante La Mar, del prestigioso chef Gastón Acurio, ofrece una variedad de ceviches y platos marinos suculentos. Además del ceviche, la gastronomía peruana cuenta con guisos y estofados imperdibles como el Ají de Gallina, el Seco de Cabrito y el Lomo Saltado.

La amplia diversidad de ingredientes nativos es una característica de la cocina peruana. El país cuenta con alrededor de 3 mil variedades distintas de patata y más de 300 variedades de ajíes. Otros lugares recomendables para comer son: Isolina, en el barrio de Barranco; Panchita, en Miraflores, donde encontrarás excelentes guisos criollos; Maido, que ofrece una exquisita fusión de sabores peruano- japoneses; y El Bodegón, comida casera a muy buenos precios.

Si quieres vivir una experiencia más sofisticada puedes comer en el restaurante Central, del chef Virgilio Martínez. Central es el segundo mejor restaurante del mundo según el ranking de The World’s 50 Best Restaurants. Hay que reservar con muchas semanas de anticipación, sin embargo, si comes en la barra no tendrás problema en encontrar un lugar.

Ceviche, el plato de bandera

2. Recorrer el Centro Histórico

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el Centro Histórico de Lima se caracteriza por sus hermosas casonas de balcones virreinales y republicanos, sus plazas señoriales y sus conventos e iglesias que guardan invaluables obras de arte. Camina por sus callejones empedrados para viajar al pasado y descubrir todo el legado histórico y cultural de la ciudad.

Empieza en la Plaza Mayor, conocida también como Plaza de Armas, ahí encontrarás la Catedral y, al lado, el Palacio del Arzobispado con sus elegantes balcones de madera. En la plaza también se encuentran el Palacio de Gobierno y la Municipalidad de Lima. A espaldas del Palacio de Gobierno se encuentra la Casa de la Literatura Peruana, un espacio cultural instalado en la antigua estación de trenes de Desamparados. Es una visita fundamental si quieres conocer Lima y Perú a través de su literatura, donde destacan autores de renombre como Mario Vargas Llosa y César Vallejo. A unos pasos, se encuentra el tradicional bar y restaurante Cordano, con más de 100 años de historia en la misma esquina. El Cordano fue un punto de encuentro de políticos, intelectuales, escritores y poetas del siglo pasado. Ofrece buenas opciones de cocina popular peruana y preparan un exquisito Pisco Sour, el cóctel de bandera.

Plaza Mayor de Lima

3. Ver el atardecer en el malecón de Miraflores

Miraflores es el barrio más acomodado de Lima. Lleno de restaurantes y bares de moda, parques bien cuidados y elegantes zonas residenciales. Miraflores cuenta con 5 kilómetros de malecón frente al océano Pacífico y desde aquí pueden verse las puestas de sol más hermosas de Lima.

El malecón tiene diferentes áreas. En el Parque Antonio Raimondi se sitúa la estación de salidas de parapentes que sobrevuelan todo el malecón de Miraflores. Los paseos duran 10 minutos y están disponibles todos los días desde las 10 de la mañana, siempre que las condiciones de viento y visibilidad lo permitan. Las vistas panorámicas de la ciudad de Lima desde el parapente son increíbles. Es una experiencia inolvidable cargada de adrenalina.

Cerca de allí se encuentra el Parque del Amor, un parque inspirado en la arquitectura modernista del Parc Güell de Barcelona. La enorme escultura «El beso», obra del artista peruano Víctor Delfín, inspira a las parejas que llegan de todas partes de la capital.

Puesta de sol en el malecón de Miraflores

4. Tomar un café en Barranco

Barranco es el barrio bohemio y relajado de Lima. De galerías de arte, cafés hipsters y fachadas coloridas, este distrito limeño es ideal para caminar y descubrir las nuevas tendencias en el mundo del arte, el diseño y la gastronomía.

Barranco inspiró a la gran compositora peruana Chabuca Granda para crear algunos de sus temas más celebrados. El “puentecito escondido entre follajes y entre añoranzas” es el Puente de los Suspiros, testigo silencioso de los amoríos secretos de la antigua ciudad de Lima. Este puente de madera se encuentra sobre la Bajada de los Baños, como se conoce a la calle por la que los pescadores se dirigían al mar en el siglo pasado. Por aquí puedes descender hasta la Costa Verde (las playas) y disfrutar del camino empedrado lleno de casonas antiguas y de street art.

Un lugar imperdible en Barranco es Dédalo, una galería de arte y tienda de artesanías fundada hace más de 30 años. Cuenta con diferentes salas donde artistas locales exponen sus creaciones (cerámicas, textiles, joyería e incluso juguetes). Lo mejor de Dédalo es el patio trasero, un oasis de tranquilidad rodeado de vegetación y arte. Aquí puedes hacer una pausa para tomar algo y descansar. La barra ofrece muy buen café, zumos naturales, postres saludables y bocadillos.

Otros lugares recomendables para beber café peruano de especialidad en Barranco son Colonia & Co. y Caleta Dolsa. ¡Delicioso y reponedor!

Puente de los Suspiros, Barranco

Sin duda, un viaje a Lima es una experiencia completa para tus sentidos, descubre sus sabores trepidantes, los sonidos relajantes del mar o del canto de los pájaros en plena ciudad. Déjate atrapar por las leyendas de Perú y disfruta de un sinfín de actividades que ofrece la capital peruana.

Historia anterior

Holi, la fiesta de los colores de India

Siguiente historia

Hoi An, el Vietnam más auténtico

Lo último de General