LOS TESOROS DE MALASIA A TU ALCANCE

La posición geográfica estratégica de Malasia ha hecho de este territorio un lugar codiciado por diversas civilizaciones a lo largo de la historia. Hoy en día, la amalgama de culturas indigenas, indias, chinas y europeas convierten a Malasia en una joya por descubrir. Viaja con nosotros a este país de contrastes, desde la moderna ciudad de Kuala Lumpur hasta el hogar de los orangutanes de Belum, pasando por la riqueza arquitectónica de los templos de Penang. Sigue leyendo para conocer estos y más tesoros.

 

KUALA LUMPUR

Kuala Lumpur es la ciudad más grande de Malasia y su capital. Desde el primer paseo saltan a la vista sus contrastes: el ambiente de los mercadillos de Chinatown, las coloridas telas de Little India, las oraciones de la mezquita Masjid Jamek, los fideos birmanos de Little Myanmar o el lujo de los centros comerciales de Bukit Bintang. 

La arquitectura es otro de los atractivos de Kuala Lumpur. Las torres Petronas, de 452 metros de altura, son las torres gemelas más altas del mundo. Desde el puente aéreo que las une, a 170 metros sobre el suelo, se pueden contemplar las impresionantes vistas de la ciudad. 

 

Muy cerca de Kuala Lumpur se encuentran las cuevas de Batu, uno de los mayores santuarios hindúes del mundo fuera de la India. El ascenso de 272 escalones hasta llegar a las cavernas que albergan los templos merece la pena para admirar las maravillosas vistas de la formación rocosa antes de adentrarse en su interior.

 

PENANG

Penang es una isla al norte de Malasia, cuya capital, Georgetown, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La mezcla de culturas actual es consecuencia del puerto comerciante establecido en el siglo XVIII, gracias al cual hoy en día conviven diferentes culturas en un mismo espacio: las mansiones victorianas se mezclan con arquitectura china, india y árabe, así como con arte urbano.

 

La naturaleza de Penang también es destacable. El Parque Nacional de Penang es perfecto para hacer senderismo, sobre todo por la sorpresa que espera al final: playas paradisíacas de arena blanca y agua turquesa en las que relajarse contemplando el estrecho de Malaca.

 

MALACA

Malaca, también llamada Malacca o Melaka, es una ciudad portuaria que ha sido colonizada a lo largo de su historia por portugueses, holandeses, británicos  y japoneses, hasta la independencia de Malasia en 1963. El paseo por el canal que atraviesa la ciudad la convierte en una de las más encantadoras del país, así como sus coloridas viviendas, restos arquitectónicos históricos y gastronomía procedente de todo el sudeste asiático.

 

BELUM

El orangután de Borneo está en grave peligro de extinción debido a la deforestación, por lo que en la isla de Bukit Merah, en Belum, se dedican a su protección e investigación. Este simio comparte el 98 % de su ADN con el ser humano, por lo que no sorprende que su nombre en malayo signifique “persona de la selva”.

 

CAMERON HIGHLANDS

Las Cameron Highlands se caracterizan por su particular orografía, que alberga las plantaciones de té más extensas del país. Las rutas de senderismo que recorren la zona están salpicadas por pequeñas cataratas, espesa vegetación e invernaderos de fresas. Es un lugar especialmente conocido por su atractivo fotográfico. 

 

Estos son solo algunos de los tesoros de Malasia. Embárcate en la aventura de conocer el resto en persona a través de un circuito completo por lo mejor de Malasia, país en el que convergen tradición, modernidad, selva y playa para ofrecer a cada viajero una experiencia única al alcance de su mano.