LAS 10 PLAYAS MÁS PARADISÍACAS DEL MUNDO

¿Estás buscando un plan tranquilo y divertido para este verano? Si quieres descansar de verdad, la mejor idea es disfrutar de unos días en una playa paradisíaca a la sombra de las palmeras, nadando en aguas cristalinas y caminando sobre la arena más fina en Asia, África o América. Experiencias únicas y a tu alcance que puedes combinar con deportes como el buceo o el surf. Si te atrae viajar a una playa paradisíaca, existen muchas más opciones pero este año te recomendamos la siguiente selección:                                    

  1. Playa de Surin en Phuket, Tailandia

Si lo que buscas es un lugar tranquilo, Surin es una de las mejores opciones. Un entorno perfecto para practicar surf, buceo o kayak. Una playa tranquila, elegida por la mayoría de los residentes de Phuket porque no se escuchan ruidos de barcas motoras y resulta perfecta si se va con niños pequeños. En la zona se pueden encontrar hoteles y viviendas de alto nivel, al igual que restaurantes de alta gama y bares de vinos.

Surin es conocida como la ‘Millionaire’s Row’ debido al interés de las celebridades por los resorts de lujo de la zona. Está rodeada de viviendas de lujo de más de 1 millón de dólares que son habituales en los lugares principales del mar de Andamán. Aunque es popular entre los turistas, no es una playa muy concurrida. 

  1. Playa de Ashvem en Goa, India

La playa Ashvem (o Ashwem) es considerada como una de las mejores playas de Goa, conocida por sus aguas transparentes y sus grandes extensiones de arena, pero que sin embargo no suele ser muy visitada por los turistas.

La playa de Ashvem se encuentra en el norte de Goa, entre Morjim y la playa de Mandrem. Es parte de un largo tramo de orilla arenosa que comienza en el margen del río Chapora y se extiende hasta Ashvem. 

Es una de las playas más limpias y mejor conservadas de Goa, al igual que una de las menos concurridas, lo cual es raro en el norte, ya que muchas playas atraen a muchos turistas en la temporada alta. Es una muy buena opción si lo que buscas es tranquilidad y paz. Hay largos tramos en los que no encontrarás ninguna caseta de playa, restaurante o hamacas. Las olas son suaves, por lo que puedes nadar sin preocuparte. Las palmeras se alinean en esta playa de 1.5 kilómetros y su vegetación hace que el paisaje sea inolvidable.

  1. Playa Star en Phu Quoc, Vietnam

Mientras que Long Beach en la isla de Phu Quoc puede considerarse como el epicentro de todas las actividades turísticas, la playa Star Beach, ubicada en la costa sur de la isla, compite con sus aguas cristalinas y su entorno natural impecable.

Al contrario de Long Beach, Star Beach es famosa por su arena blanca y fina y sus aguas azules. Conocida localmente como Bai Sao (“Sao” significa estrella) es considerada como una de las playas más hermosas de Vietnam. La orilla está cubierta de palmeras y sus grandes rocas son perfectas para disfrutar de las vistas del amanecer y del atardecer.

Aunque no esté tan desarrollada económicamente como Long Beach, Star Beach tiene numerosos servicios turísticos como hoteles, restaurantes, bares, cafés y tiendas. En temporada disponen de kayaks en alquiler y excursiones en barco. Al caer la noche, la playa se ilumina frecuentemente con plancton bioluminiscente.

  1. Playa Sanur en Bali, Indonesia

Sanur es una pequeña y pintoresca ciudad costera en Bali que ofrece a los visitantes la cara más tranquila de la isla. Lejos de centros como Kuta o Seminyak, muchas familias acuden aquí para disfrutar del ambiente sereno y de sus playas ideales para niños. En Sanur no se puede practicar el surf, por lo que si estás buscando olas lo mejor es que vayas a otro lugar. En cambio, si quieres unas vacaciones relajadas en Bali, Sanur es difícil de superar.

Además de playas de arena fina, también encontrarás una amplia selección de restaurantes, complejos turísticos y hoteles más pequeños. Aunque hay pocas atracciones, como el parque de orquídeas por ejemplo, los pocos puntos de interés son fascinantes. La principal razón para pasar el día en la playa de Sanur es disfrutar de la belleza natural de Bali. Uno de los mejores planes es pasar el día en la playa y luego cenar marisco fresco por la noche. Encontrarás bares con encanto, heladerías italianas e incluso eventos de música en vivo todas las noches.

  1. Playas de El Nido en Palawan, Filipinas

Según CNNGo, el sitio web de noticias de viajes de CNN, el municipio de El Nido, en Palawan, es una de las mejores zonas de Filipinas debido a su “extraordinario esplendor natural y ecosistema”. Según informan, ocupa el puesto número 14 entre las 100 zonas de playas más hermosas del mundo. Condé Nast Traveler también incluyó El Nido como la cuarta mejor playa del mundo.

Además, El Nido es la reserva marina y el santuario más grande de Filipinas. Su flora y fauna están protegidas junto con sus formaciones geológicas y sus acantilados de piedra caliza que son el hogar de los swiftlets (aves cuyos nidos están construidos de hilos de su propia saliva solidificada. Un ingrediente también utilizado para la famosa sopa china de nido de pájaro). 

El Nido es también considerado como un lugar popular para los buceadores. Las aguas que le rodean contienen más de 50 especies de corales y atraen a ballenas, tiburones, mantarrayas, delfines y tortugas en peligro de extinción.

Las playas de El Nido se han convertido en uno de los destinos preferidos para los viajeros, ya que son diferentes y perfectamente accesibles, a la vez que misteriosas y con posibilidades de aventura. Estas playas no se han desarrollado tanto como las playas de otros destinos turísticos en el país: en ellas tendrás una sensación de aventura pura y sin adulteraciones. 

Si Palawan es “la última frontera” de Filipinas, como dicen, la ciudad costera de El Nido es “la puerta de entrada a la aventura salvaje”. Aunque tiene playas de arena fina y aguas cristalinas, las vistas son lo mejor del lugar. En la costa de El Nido hay majestuosas formaciones de piedra caliza kárstica, lagunas vacías, acantilados de mármol, cuevas prehistóricas y cascadas, entre otras maravillas.

  1. Paradise Island, Maldivas

Imagina una isla en medio del Océano Índico, con playas de arena de color blanco brillante, una laguna inundada de azules aguas marinas y palmeras de cocos que se balancean con la brisa. 

La isla Paradise en Maldivas justifica su nombre. La isla es exclusiva del Paradise Island Resort & Spa, un resort que ofrece lujo y confort para hospedarse durante toda la estancia o para pasar el día. Una red de caminos serpentea a través de los exuberantes terrenos y conecta el alojamiento frente al mar con los restaurantes gourmet, las instalaciones deportivas y un spa inspirador, el Araamu.

El Araamu Spa está a la vanguardia en la promoción del spa y el bienestar en las Maldivas desde 2003. Un lugar donde se han inclinado hacia las alternativas naturales para los tratamientos. Han adoptado las nuevas tendencias teniendo en cuenta el concepto holístico de cura natural y el cuidado consciente de la salud, con estándares y tendencias internacionales. Brindan atención médica integral y bienestar total a través de métodos naturales para sanar el cuerpo, la mente y el alma. Son reconocidos por sus productos ayurvédicos y de aromaterapia.

Maldivas ha sido reconocido este año en los premios GrandVoyage Tourism Awards como el destino #1 para viajes de novios y luna de miel, así como el Paradise Island Resort & Spa ha sido reconocido como el resort #1 de 2019. 

  1. Isla Ishigaki en Okinawa, Japón

Las islas de Okinawa se extienden casi hasta el trópico, lo que les permite disfrutar de un clima usualmente cálido y de deslumbrantes playas de arena blanca. Incluso durante los meses de invierno, las temperaturas rara vez caen por debajo de los 15 grados. La mejor época para bañarte y hacer cualquier deporte acuático es entre los meses de mayo y octubre, cuando las temperaturas son más agradables.

Si te gusta el buceo, Ishigaki es perfecta para avistar mantarrayas, especialmente durante la temporada alta de junio a octubre. También se pueden hacer excursiones en barco a alguna de las islas Yaeyama, como Taketomi o Iriomote.

Desde el Observatorio Tamatorizaki en el lado este de la isla, se puede observar el amplio océano azul y la transparencia de las aguas de la Bahía de Kabira, donde todos los visitantes se quedan sin palabras. 

Después del atardecer, la naturaleza de la isla Ishigaki muestra una cara diferente de la que se ve durante el día bajo el sol tropical. Es la isla con el mejor cielo estrellado de Japón, confirmado por los astrónomos. Cuando la oscuridad cubre el mar de Yaeyama, se pueden ver 84 constelaciones en un mar de estrellas que se extiende ante nosotros a través del cielo nocturno. 

La isla Ishigaki ha sido conocida durante mucho tiempo como “el país de los poetas, la isla de las canciones y la tierra de la danza” y tiene una cultura de entretenimiento única en Okinawa. El Tubarama es un estilo de música popular que combina letras suspicaces con una melodía emotiva y muchos lo cantan como un dúo de amor. La isla Ishigaki celebra todos los años el concurso de Tubarama que se celebra alrededor del 13 de agosto todos los años.

  1. Playa Manuel Antonio, Costa Rica

Esta playa tiene muchas piscinas de marea y ofrece la oportunidad de practicar snorkeling en ellas. Calificada como una de las diez playas más hermosas del mundo, la Playa Manuel Antonio mide media milla de largo y está formada por arena blanca rodeada de manglares y palmeras de color verde oscuro. 

También conocida como una de las mejores playas para nadar en Costa Rica, la Playa Manuel Antonio puede llenarse de gente a primera hora de la mañana. Por ello, es importante llegar antes de las 10 de la mañana con tal asegurarte un sitio. 

Esta playa se encuentra cerca de la entrada del Parque Nacional Manuel Antonio, y para acceder a ella hay que entrar en el Parque Nacional. Ten cuidado con los monos, suelen buscar cosas para llevarse como recuerdo y/o intercambiar por comida.

¡No puedes perderte la puesta de sol en la playa! Una de las mejores actividades para realizar en Manuel Antonio al final del día. Dado que todos los hoteles de categoría superior en Manuel Antonio ofrecen unas vistas espléndidas del parque y la playa, podrás disfrutar de la maravillosa puesta de sol con todo el confort.

  1. Cayo de Santa María, Cuba

Esta parte paradisíaca de la isla de Cuba, fue declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO y es ideal tanto para relajarse como para animarse a probar diversas actividades acuáticas en el mar.

Si deseas realizar algunas de estas actividades, recomendamos hacer snorkel, bucear en los límites de la barrera de coral con equipos de inmersión, pescar, realizar excursiones en catamarán, cruceros o en pequeñas lanchas de motor.

Te recomendamos contratar el seatour en español, en el que te recogen en el hotel y te llevan, a través de una travesía, por los encantadores mares tropicales de Cuba. En el barco podrás disfrutar de la música, cervezas, refrescos, cócteles cubanos y snacks, podrás hacer snorkeling en uno de los fondos marinos más bonitos del mundo y visitar Cayo Blanco.

Otra opción para aprovechar tus días en el Cayo de Santa María, es contratar la excursión marina que ofrece un paseo por un laberinto de canales que rodean los cayos de las Brujas, Tío Pepe y Francés. Podrás disfrutar de una sesión de snorkeling en las aguas cálidas y transparentes de la segunda barrera de coral más extensa del mundo. Para contratar estas salidas no dudes en consultar con tu agente de viajes.

  1. Manda Bay en Lamu, Kenia

Lamu es la joya de Kenia, una tranquila isla tropical con hermosas playas de arena blanca y dunas donde las antiguas tradiciones se mantienen intactas.

La ciudad de Lamu es la ciudad más antigua en Kenia, comparable a Zanzíbar en Tanzania y se remonta al siglo XII. Debido a su ubicación única a lo largo de las rutas comerciales árabes, indias y africanas, Lamu floreció como un centro marítimo cuya principal población, los swahili, se dedicaban al comercio internacional, la pesca y la agricultura, actividades a las que se siguen dedicando hoy en día.

La arquitectura de Lamu es exclusivamente swahili, con sus calles estrechas, edificios históricos, puertas de madera talladas y numerosas mezquitas. Construida a lo largo de calles estrechas que bordean el paseo marítimo, la arquitectura de Lamu y las ricas influencias swahili, la convierten en uno de los lugares con más encanto para tus vacaciones en Kenia. El “casco antiguo” está reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por su importancia cultural. Los burros son el único medio de transporte en Lamu, una actividad que fascina a niños y adultos por igual.

Manda Bay se encuentra a aproximadamente 5km de Lamu, dentro de lo que se conoce como Manda Island, que en realidad es una península. Ofrece bellísimos atardeceres sobre la arena blanca y fina como la harina.

Si te animas a conocer alguna de estas playas este verano, no dudes en contactar con tu agente de viajes preferido y si has disfrutado de este artículo, compártelo con tus amig@s.