Hoi An, el Vietnam más auténtico

/

Las calles angostas del casco antiguo de Hoi An, iluminadas por centenares de farolillos de diversos tamaños, formas y colores, nos trasladarán a un lugar mágico y acogedor. Bicicletas transitan pacíficamente por sus rincones mientras la luz de la luna brilla sobre el río Thu Bon.

Hoi An se encuentra en la provincia de Quang Nam, en la costa central de Vietnam. Durante muchos años fue el puerto más importante del país. Su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está rodeado de casas coloniales de estilo francés, pagodas, sastrerías y diversos restaurantes y cafés. A continuación te recomendamos 5 actividades que no te puedes perder en esta encantadora ciudad vietnamita.

1. Pasea en barco por el río Thu Bon

El atardecer sobre el río Thu Bon es un momento único. Los cálidos rayos de sol iluminan sus aguas mansas y las antiguas casas que pueblan los márgenes del río. Da un paseo en alguna de las rústicas barcas de madera sobre el Thu Bon, verás que los locales dejan velas flotantes sobre el agua, lo que hace que el paisaje sea aún más atractivo.

Atardecer sobre el río Thu Bon

2. Prueba comida vietnamita

La gastronomía vietnamita es una de las más exóticas y sabrosas del mundo. Fresca, natural y aromática, su cocina emplea gran cantidad de vegetales y de hierbas como la albahaca y la hierbabuena. Prueba la especialidad de Hoi An, el Cau Lao, un plato hecho a base de fideos de arroz, carne de cerdo cortada en rodajas, especias, galletas de arroz crujientes y una gran cantidad de hierbas frescas como brotes de soja, hierbabuena y cilantro. En el restaurante Morning Glory preparan un Cau Lao auténtico y sabroso.

El mercado central de Hoi An es un lugar ideal para probar alguno de los platillos típicos de Vietnam. Aquí puedes degustar distintas variedades de dumplings como los famosos White Rose, “banh bao” en vietnamita. Se trata de pequeñas porciones de masa hechas de harina de arroz, rellena de gambas y cocidas al vapor. Se sirve con ajo frito por encima y se acompaña con una salsa agridulce.

Cau Lao, plato típico de Hoi An

3. Cruzar el puente cubierto japonés

Este puente fue construido en 1593 por la comunidad japonesa con el objetivo de conectar con el barrio chino situado al otro lado del río. El puente, de casi 20 metros, está fabricado de madera, piedra y cemento, lo que le otorga una sólida firmeza para soportar los desafíos de la naturaleza. Conecta las dos principales calles del casco antiguo de Hoi An: Nguyen Thi Minh Khai St. y Tran Phu St., mirando por encima del apacible río Thu Bon.

En el interior del puente hay una pequeña pagoda llamada Chua Cau. Además las estatuas de un mono y de un perro resguardan los extremos del puente. Estas estatuas están inspiradas en los años del horóscopo chino en los que se comenzó y se terminó la construcción del puente. Al igual que el casco antiguo de Hoi An, el puente japonés fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Puente- pagoda japonés

4. Paseo nocturno en bicicleta

La esencia de Hoi An se ve representada por las lamparitas coloridas, hechas de papel de arroz, que inundan las calles del casco antiguo. No hay mejor manera de explorar esos pasajes y calles del centro que en bicicleta. Puedes ir a tu propio ritmo, parando en los puntos que más te interesen. Te recomendamos hacer una pausa en el clásico Cong Café, situado frente al río, aquí podrás probar el café vietnamita, que está hecho de forma distinta y tiene un sabor más terroso.

5. Visita el “instagrameable” Golden Bridge

Inaugurado en junio de 2018, el Puente Dorado tiene vistas impresionantes a las montañas de Ba Na, a 1500 metros de altura. Se trata de una pasarela dorada muy fotogénica sostenida por dos enormes manos de piedra. El puente forma parte del parque temático Ba Na Hills que se encuentra en la ciudad de Da Nang, a casi 70 km de Hoi An. Para llegar hasta el parque hay que subir en teleférico. Las puestas del sol sobre el puente son regalo para nuestros sentidos. En nuestro viaje a Vietnam de 12 días, la visita al parque temático (con traslados) está incluida.

Puente dorado o puente de las manos

Descubre todo el encanto, la hospitalidad y los sabores inolvidables de la auténtica Hoi An en tu próximo viaje a Vietnam. Pasea en bicicleta por su casco antiguo, navega por las aguas mansas del río Thu Bon, visita mercados y templos ancestrales.

Historia anterior

Qué hacer en Lima en un día

Siguiente historia

Salvador de Bahía, un viaje al lado más afro de Brasil

Lo último de General