16 TIPS PARA EL CONTROL DE SEGURIDAD EN AEROPUERTOS

Si vas a viajar en avión, debes tener en cuenta el tiempo que vas a tardar en pasar el control de seguridad del aeropuerto. Después de facturar la maleta en la terminal de salida de tu vuelo, y antes de llegar a la puerta de embarque, tendrás que pasar el control de seguridad del aeropuerto. Es fundamental tener claro qué se puede llevar en el avión en el equipaje de mano y qué no. A continuación te damos unos sencillos consejos para que ahorres tiempo a la hora de pasar dicho control y evites cualquier problema. 

1. Ten a mano la tarjeta de embarque, tu móvil y tus documentos de identificación

Antes de ponerte en la cola, entra en la aplicación del móvil en la que tienes la tarjeta de embarque online. El primer paso para pasar el control del aeropuerto será escanear o mostrar al personal tu tarjeta de embarque. Ten en cuenta que hay países, como Marruecos, en los que no se permite presentar la tarjeta de embarque móvil, sino que la requieren impresa.

Tampoco olvides sacar de tu bolso o maleta de mano tus documentos de identificación como el DNI o el pasaporte, por si te los solicitan.

Fotos:   TSA Transportation Security Administration / Steven Perez

2. Reduce la posibilidad de que te realicen un cacheo

El siguiente paso para llegar al avión suele ser pasar por un escáner de tecnología de imagen avanzada, diseñado para detectar elementos extraños entre la piel y la ropa. Este aparato utiliza un algoritmo que activa una alarma cuando algo no se ajusta a la forma de tu cuerpo. Para pasarlo tendrás que levantar los brazos y el cristal girará para encontrar cualquier objeto sospechoso. Para no perder tiempo es importante reducir cualquier posibilidad.

En primer lugar, debes sacar todo de tus bolsillos, incluidos pañuelos, chicles, llaves, carteras y objetos similares. En segundo lugar, retira cualquier cosa que pueda crear la impresión de que hay algo adicional en tu cuerpo. Por ejemplo, un collar voluminoso o una bufanda anudada no se ajustarán al algoritmo y la máquina podría activar una alarma porque lo identifica como algo oculto. Si usas gafas, no te las quites ni las coloques en la parte superior de tu cabeza. El escáner conoce la forma de una cabeza y podría identificarlas como un cuerpo extraño en tu cabello. Recuerda que también debes respetar las medidas del equipaje de mano. Ante cualquier duda consulta con tu agente de viajes sobre lo que puedes llevar.

3. Usa zapatos sin cordones

Es probable que debas quitarte los zapatos cuando pases el punto de control. Si los zapatos llevan velcro u otros accesorios diferentes a los cordones, ahorrarás tiempo en ambos lados del punto de control: en la cinta transportadora cuando tengas que quitarte los zapatos y en el banco cuando debas sentarte para atarlos de nuevo. Seguro que alguna vez has visto a alguien saltando para quitarse las botas o desatando un zapato de diseño con cordones hasta las rodillas y entiendes la idea. Huye siempre de los cordones y del calzado complicado de quitar.

4. Infórmate de lo que puedes llevar en el equipaje de mano y de cómo presentarlo en el control de seguridad del aeropuerto 

Infórmate bien de los artículos que no se pueden llevar en el equipaje de mano, tales como; herramientas, armas – ten en cuenta que tampoco es posible llevar pistolas de juguete -, material deportivo, cuchillos, navajas de afeitar, tijeras, cerillas, tintes para el pelo o insecticidas. 

Los líquidos que no excedan los 100 ml., comida, medicamentos o dispositivos electrónicos normalmente siempre pueden llevarse en el equipaje de mano. Consulta con tu agente de viajes las regulaciones específicas de cada país y aerolínea. 

5. Cuidado con los líquidos 

Los geles, pastas y aerosoles que lleves en el equipaje de mano deben tener un máximo de 100 ml. y deben ir siempre en una pequeña bolsa de plástico que puedas sacar fácilmente y ponerla al lado de tu maleta al pasar el control. La suma total de los líquidos en la bolsa no deberá superar el litro. 

El error más común que cometen los viajeros en un punto de control es llevar líquidos de gran tamaño. ¿El resultado? Un oficial de seguridad aeroportuaria abrirá tu equipaje de mano y retirará el artículo. Como consecuencia, tendrás que dárselo a un acompañante que no viaje (si tienes la suerte que te estén esperando) o dejar que Seguridad lo deseche. 

Te aconsejamos que esperes a pasar el control de seguridad del aeropuerto para comprar una botella de agua o cualquier bebida. De lo contrario, deberás desecharla en los contenedores habilitados para los envases y productos no admitidos.

Los aerosoles, tales como lacas y desodorantes, se consideran líquidos, por lo que deberás pasarlos por el control de seguridad del aeropuerto siguiendo las mismas pautas.

Los medicamentos y los alimentos para bebés que superen los 100 ml., aunque sean líquidos, sí pueden ir en el equipaje de mano. Ten en cuenta que, además de pasarlos por el escáner por separado en una bandeja diferente, el personal de seguridad te podrá requerir recetas o informes médicos, prospectos u otros documentos que acrediten la necesidad de usar dichos productos. 

6. Saca los dispositivos electrónicos de su estuche

Por norma general, la gran mayoría de aeropuertos obligan a los pasajeros a sacar sus ordenadores portátiles fuera de las mochilas y a colocarlos por separado en las bandejas de plástico. Además, existe la posibilidad de que también pidan pasar por separado otros aparatos electrónicos como por ejemplo; cámaras de fotos, videocámaras, tabletas o móviles. Prepáralos en tu equipaje de mano de forma que sea fácil y rápido sacarlos para que no te quite tiempo.

Aunque no sea una norma que se aplique con frecuencia, es obligatorio que tus dispositivos electrónicos cuenten con batería suficiente como para ser encendidos si así lo solicitan los agentes. Tenlo en cuenta y cárgalos antes de llegar al aeropuerto, de lo contrario, podrías perder un tiempo muy valioso buscando un punto de carga para poder proceder con el control.

7. Evita llevar objetos metálicos contigo

Ten controlados aquellos objetos metálicos que lleves encima para no perder tiempo. Deberás dejar las llaves, monedas, cinturones, relojes y todos los complementos que contengan materiales metálicos en una bandeja para que sean escaneados al pasar el control de seguridad del aeropuerto. 

8. Viste de forma adecuada

Al igual que con los objetos metálicos, el personal de seguridad suele solicitar a los pasajeros que se quiten botas, gorras, sombreros y prendas voluminosas como abrigos o bufandas. Evita vestir estas prendas cuando viajes en avión si quieres que el control de seguridad del aeropuerto sea más ágil.

Un consejo: si llevas abrigo o chaqueta, ya que éstos deben colocarse en una bandeja para pasar el escáner, aprovecha para guardar los objetos metálicos y dispositivos electrónicos en sus bolsillos. Evitarás que se puedan perder. Si necesitas más información sobre la vestimenta adecuada para cada destino contacta a tu agente de viajes.

9. No abras la bolsa precintada del Duty Free

Si tienes que hacer una escala, probablemente debas volver a pasar por el control de seguridad del nuevo aeropuerto. Si antes de coger el primer vuelo has comprado algunos artículos en el Duty Free que puedan estar sujetos a restricciones, tales como alcohol o líquidos, no los saques de la bolsa precintada en la que te los dieron.

10. Cuidado con los documentos

Recuerda no dejar documentos y objetos importantes en las bandejas del control del aeropuerto. Si los pierdes, te puede suponer una gran pérdida de tiempo localizarlos o, en el peor de los casos, incluso impedir coger tu vuelo. Si necesitas más información sobre seguros por pérdida de documentación contacta a tu agente de viajes.

11. Otros productos prohibidos

Es importante que te informes sobre los productos que pueden ser detectados como sustancias explosivas. No se trata únicamente de que lleves en el equipaje de mano objetos prohibidos, como los inflamables, sino que deberás evitar manipular ciertos productos que contengan componentes que puedan detectarse como explosivos en los controles del aeropuerto. Tras reforzarse las medidas de seguridad en las terminales aéreas españolas, se han establecido controles aleatorios y específicos para detectar sustancias explosivas en la piel, en la ropa y en el equipaje de los pasajeros.

Existen determinados preparados que no conviene manipular o aplicarse sobre el cuerpo antes de viajar en avión, como por ejemplo productos para sulfatar el cultivo o determinadas cremas y pomadas con sulfatos, pues son susceptibles de detectarse como sustancias explosivas.

En caso que se detecten sustancias explosivas, el personal de seguridad pasará a revisar manualmente tu equipaje y a cachearte, tendrás ir posteriormente al puesto de la Guardia Civil. Si todo esto te ocurre, tranquilidad, lo más probable es que sea un mero trámite de seguridad, pero puede llevar su tiempo. Por ello siempre es aconsejable llegar al aeropuerto con tiempo. Las autoridades solicitarán tus documentos de identificación y te harán algunas preguntas, que irán desde los motivos de tu viaje hasta lo que hiciste horas antes de dirigirte al aeropuerto. ¡No te sorprendas si te preguntan si te has aseado o peinado y con qué productos lo has hecho!

12. Reorganiza tu equipaje fuera del control de seguridad del aeropuerto

Una vez pasado el control, recoge la bandeja con tus pertenencias y tu equipaje de mano y dirígete a los espacios habilitados para organizarlo de nuevo. Si permaneces junto al escáner o la cinta para ponerte los zapatos, el cinturón o guardar tus cosas, producirás un atasco.

Superado el control de seguridad del aeropuerto, revisa los monitores para confirmar la hora de salida de tu vuelo y la puerta de embarque.

13. ¿Se puede llevar comida en el avión si se viaja a la Unión Europea desde terceros países?

Imagina que has viajado a Tailandia y quieres volver a España con alguna cerveza tailandesa, unos noodles y un frasco de salsa de soja. ¿Podrás subir estos productos al avión? 

Si los adquieres en el Duty Free no tendrás ningún problema. 

Si son alimentos que has comprado y los quieres traer a Europa deberás consultar el Reglamento (CE) n o 206/2009 de la Comisión Europea, que aplica “procedimientos y controles veterinarios estrictos” especialmente para los productos de origen animal que vayan en el equipaje de pasajeros procedentes de países extracomunitarios.

La norma se fundamenta en la protección de la salud de las personas y de los propios animales contra enfermedades infecciosas procedentes de productos de origen animal, que puedan contener agentes patógenos.

Por lo general, esta regulación afecta a productos cárnicos, lácteos y sus derivados, como quesos o embutidos. También limita el transporte de los alimentos que contengan carne o leche como pastas rellenas o empanadas y pescados o mariscos y establece límites de peso. ¿Qué supone incumplir el Reglamento? Además de perderlos, el no declarar estos productos puede acarrearte una sanción, multa o procedimiento penal.

Excepcionalmente, el Reglamento no se aplica a estos alimentos si son para consumo particular, su cantidad no supera los 10 kilos y proceden de Andorra, Croacia, Groenlandia, Islandia, Islas Feroe, Liechtenstein, Noruega, San Marino y Suiza.

Otros alimentos que sí pueden llevarse en el avión son los siguientes:

  • Leche en polvo u otras comidas para lactantes y alimentos especiales necesarios por razones médicas. Estos artículos no deben ser refrigerados previamente, serán de marca comercial e irán perfectamente envasados. La cantidad máxima permitida para estos productos es de 2 kg.
  • Pescados eviscerados, frescos o procesados (hasta 20 kg. o en una sola pieza) y algunos mariscos como langostinos, bogavantes, mejillones y ostras. La cantidad de caviar de esturión, al provenir de especie protegida, se limita a 125 gramos por persona.
  • Miel hasta 2 kg.
  • Caldo de carne concentrado.
  • Olivas rellenas de pescado.
  • Caldos y condimentos envasados para sopas.
  • Cualquier otro alimento sin carne o leche y que contenga menos de un 50% de huevos procesados o productos pesqueros.

Además del mencionado Reglamento, las únicas medidas que te pueden afectar a la hora de llevar comida en el avión serán las que establezca la compañía aérea para el equipaje de mano y el facturado, y las restricciones del transporte de líquidos. Si tienes consultas no dudes en contactar con tu agente de viajes.

14. ¿Se puede llevar comida en el avión a destinos fuera de la Unión Europea?

Si vas a viajar a un país extracomunitario, lo mejor es consultar las leyes del país de destino en cuanto a la entrada de alimentos. Algunos países suelen prohibir la entrada de alimentos para evitar el contagio de enfermedades o por creencias religiosas.

Consulta la web del aeropuerto y de la embajada del destino para comprobar si se puede llevar comida en el equipaje de mano o facturado y las restricciones de peso, procesado y de presentación. Algún producto que en tu país consumas con frecuencia puede tener ciertas características que pueden prohibir su entrada en otro país.

Estados Unidos mantiene la misma política de transporte de líquidos que la Unión Europea. En general, los productos procesados pueden ser introducidos en el país, aun y así, deben ser declarados: productos como el café, infusiones, miel, chocolate, golosinas, productos de panadería, quesos no cremosos, especias, vinagre, aceite o pescados en conserva. No se permite ingresar al país con carne, derivados o productos que la contengan. 

Los vegetales y frutas se permiten en función del lugar de procedencia tanto del producto como del viajero. Con respecto al alcohol, los mayores de 21 años no residentes de los Estados Unidos pueden llevar un litro de bebida. Importar más de esta cantidad conlleva pago de impuestos.

Los países musulmanes prohíben la entrada de cualquier producto elaborado con carne de cerdo, como el jamón, por ejemplo. Este producto que muchos españoles que residen fuera del país añoran, tiene restricciones para entrar en países como Argentina, México, Brasil y China, donde solo se permite el envasado al vacío, en lonchas o en tacos, pero nunca la pata completa.

En cualquier caso, puedes consultar con tu agente de viajes los alimentos permitidos en todos los vuelos internacionales y en el país al que te dirijas.

15. ¿Se puede subir al avión otro bulto aparte del equipaje de mano?

La ley de navegación aérea establece que, para vuelos con salida/origen de España, el pasajero podrá transportar, además de su equipaje de mano, los bultos y enseres que lleve consigo, no teniendo éstos la consideración de equipaje. Estos elementos que se permiten llevar en la cabina sin tener que pagar por ellos pueden ser una prenda de abrigo, un chal, un paraguas, unas muletas, un bastón o andador, un maletín, un bolso, una cartera pequeña, un ordenador portátil o una bolsa con artículos adquiridos en las tiendas Duty Free del aeropuerto de salida. Además, si viajas con un bebé, podrás llevar un bolso con su comida, bebida y artículos necesarios para cambiarlo durante el vuelo.

Las condiciones para pasajeros con silla de ruedas o carritos de bebé dependen de cada compañía, aunque todas obligan a su facturación, pero sin tener que pagar cargos adicionales. Para más información consulta con tu agente de viajes.

16. ¿Qué significa el código ‘SSSS’ en una tarjeta de embarque de un vuelo a EEUU?

Si en tu billete aparece el código ‘SSSS’ significa que has sido seleccionado al azar para pasar por minuciosos controles de seguridad, más amplios que los demás pasajeros. Significa ‘Selección Secundaria de Supervisión de Seguridad’ y se aplica a los viajeros que vuelan a Estados Unidos. Ve al aeropuerto con más antelación de lo habitual, pues los controles pueden demorarse durante, al menos, media hora. Comprar billetes solo de ida o pagar en efectivo puede aumentar la probabilidad de tener una tarjeta de embarque con las siglas ‘SSSS’.

Sigue estos consejos y ahorra tiempo en los controles de seguridad para poder comenzar finalmente tus añoradas vacaciones. Si tienes dudas no dejes de contactar a nuestros agentes de viajes.

¿Conoces más tips prácticos que quieras compartir con otros viajeros? Coméntalo aquí mismo y estaremos encantados de compartirlo.

Si te ha gustado este artículo compártelo con tus amig@s.